El Sínodo en nuestra Diócesis

CELEBRACIÓN DE LA JORNADA DIOCESANA SOBRE EL SINODO

Ese sábado 22 de enero se ha celebrado en el auditorio de la Universidad de la jornada sinodal diocesana respondiendo a la llamada realizada a la Iglesia Universal por el papa Francisco. En el encuentro han participado alrededor de 100 personas representando a los 97 grupos (2700 personas), que han participado en la consulta.

Tras la oración inicial, Mons. Joseba Segura inauguraba el encuentro, destacando que “este trabajo de discernimiento, el que ya hemos hecho y el que queremos hacer hoy, tiene como presupuesto compartido nuestra fe en el Espíritu, protagonista de la vida de la Iglesia, de sus diálogos y discernimientos, renunciando a la ilusión de que uno u otro puede o debe controlar los procesos, los resultados”.

Posteriormente se ha presentado un resumen de las respuestas recogidas en la consulta llevada a cabo en nuestra Diócesis, realizándose un diálogo en torno al mismo en pequeños grupos, para pasar posteriormente a priorizar algunas propuestas en orden a afianzar la  Comunión, Participación, Misión.

Kerman López, Vicario General, ha clausurado el encuentro invitando a que: “No olvidemos transmitir agradecimiento por la dinámica sinodal iniciada y llevar aliento, porque hacemos Iglesia desde comunidades concretas, iniciativas comunitarias sostenidas por personas concretas, con el sabor de los distintos ambientes de nuestra Diócesis”.



1º de Mayo

Primero de Mayo #AhoramásquenuncaTrabajoDecente
Manifiesto de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente.

Convocatoria 2021

Las entidades de inspiración católica que promueven la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) celebran, por cuarto año consecutivo, el Día Internacional del trabajo y la solemnidad de san José obrero, patrono de los trabajadores y las trabajadoras1, en un año extraordinariamente marcado por el grave impacto de la pandemia en el conjunto de la sociedad y en el mundo del trabajo, cuyos efectos han sido especialmente acentuados en las personas más vulnerables.

Esta crisis ha puesto de relieve la necesidad de un cambio de sistema productivo, basado en trabajos que aporten valor, sujetos de unas condiciones laborales dignas, y donde las personas estén en el centro.

Sabemos que Jesucristo aprendió de san José “el valor, la dignidad y la alegría de lo que significa comer el pan que es fruto del propio trabajo”; y que aquella familia de Nazaret tuvo que afrontar, en su migración por Egipto, “la necesidad de comer, de encontrar una casa, un trabajo”.2

ITD quiere subrayar, en este tiempo, la importancia del trabajo como actividad humana que acrecienta la dignidad de cada persona y de sus familias. Con el trabajo cuidamos al conjunto de la sociedad y al planeta. Además, con el trabajo participamos en nuestra propia humanización, en la sostenibilidad de la Creación y en el “advenimiento del Reino”. (Ibidem)

El impacto de la pandemia ha acelerado los procesos que debilitan el derecho al trabajo, y empobrecen, precarizan y descartan a millones de trabajadoras y trabajadores, principalmente mujeres y jóvenes.  Ello provoca que el acceso a un puesto laboral digno, tras muchos años dedicados al estudio y a la especialización en un ámbito profesional, sea hoy casi un lujo que pocas y pocos jóvenes se pueden permitir. Que el trabajo esté en riesgo supone que el pacto social entre en crisis y, con ello, la propia democracia.

Se han destruido miles de empleos y muchos de los ERTE se han resuelto, finalmente, en despidos. Los empleos considerados esenciales –muchas veces ejercidos en condiciones precarias, tanto a nivel laboral como de protección sanitaria—, no se han visto reconocidos en una mejora de sus condiciones. Y las medidas de protección social diseñada para paliar los efectos de la crisis no ha llegado a las personas que más lo necesitan, como tampoco ha sucedido con el subsidio temporal previsto para las trabajadoras del hogar o el ingreso mínimo vital. Además, la pobreza se dispara entre la población migrante en situación administrativa irregular, donde el desempleo y la economía informal son mayoritarios, sin posibilidad de acceso al sistema de protección.

En ese sentido, creemos oportuno destacar que es fundamental una política que promueva la fraternidad y permita la amistad social al servicio del bien común. De ahí que en este Primero de Mayo “el gran tema es el trabajo”, una dimensión esencial para promover “el bien del pueblo”3 y el acceso a una vida digna en una sociedad más decente. Instamos, ahora más que nunca, a adoptar las medidas necesarias para conseguir que el trabajo decente sea una realidad accesible para todas las personas, con condiciones que permitan mantener una vida digna y una protección social que llegue a todas las personas que lo necesitan.

Por eso, en este Primero de Mayo, ITD reclama:

  • Redefinir la idea del trabajo como actividad humana y configurar nuevas políticas –los cuidados, la reducción de la jornada laboral, etc.— que aseguren a cada persona trabajadora “alguna manera de aportar sus capacidades y su esfuerzo” a la construcción del bien común.
  • Potenciar el trabajo con derechos, seguro, “libre, creativo, participativo y solidario” (EG 192) en cualquier relación laboral y para todas las personas, sin distinción de edad, sexo o procedencia.
  • Garantizar el acceso a medidas de protección social para aquellas personas que no puedan trabajar o que sus condiciones laborales no les permitan llegar “a fin de mes”.
  • Lograr el reconocimiento social y laboral de los empleos esenciales para la vida, con unas condiciones laborales dignas.
  • Promover un diálogo con toda la comunidad política, sociedad e instituciones para configurar un nuevo contrato social basado en la centralidad de la persona, el trabajo decente y el cuidado del planeta.
  • Impulsar la incorporación de la juventud al mercado laboral en una sociedad golpeada por una crisis sanitaria social y económica creando oportunidades reales de acceso al trabajo digno.

Convocamos a todas las comunidades cristianas a unirnos, asegurando las medidas sanitarias, en la celebración, la lucha y la oración de este 1º de Mayo. Os invitamos a participar en cuantas acciones puedan hacer visible estas reclamaciones. Y con el papa Francisco, imploremos a san José obrero para que encontremos caminos que nos lleven a decir: Ahora más nunca: ¡Ningún joven, ninguna persona, ninguna familia sin trabajo decente!

Notas

1 Cfr. Pio XII 1955
2 Cfr. Patris Corde
3 Fratelli tutti 162


Jornada del 1º de Mayo.

Hacemos memoria de personas, a través de titulares de prensa en un año (28abril-2020 a 28 abril 2021).

Memoria: Memoria de de Noticias…
Memoria de trabajos…
Memoria de accidentes…
Memoria de fábricas-empresas….
Memoria de colectivos…
Memoria de pueblos…
Memoria de Familias…
Memoria de personas…
Memoria… de Sufrientes!
Memoria… de Víctimas!
Memoria…
Tu-nuestra memoria.

Te invito en 4 minutos a recorrer las noticias, realidades de trabajo, dolor de personas-familias… para cambiar, transformar, para la vida.
Hoy es un dia…. de apostar por la vida.
Hoy es un dia para apoyar y solidarizarnos.
Un Dia para seguir trabando

Un dia para orar:
Señor Jesús, te ofrecemos todo el día, nuestros trabajos, nuestras luchas, nuestras alegrías y nuestras penas. …
/… Que los militantes que sufren desaliento, permanezcan en tu Amor.
Y que los obreros muertos en el campo de honor del trabajo y de la lucha, descansen en paz.
María madre de los pobres. Ruega por nosotros.

Círculos de Silencio

Gregorio Uzquiano (Portugalete)

  • Últimos miércoles de mes. 19:30h.

Los “Círculos de Silencio” se realizarán simultáneamente a las 19:30 h en las siguientes localidades:
• BILBAO: PLAZA DEL TEATRO ARRIAGA
• GALDAKAO: Plaza Iturrondo. Círculo testimonial.
• DURANGO: Andra Mari Eleizpean
• En BALMASEDA, Plaza San Severino
• PORTUGALETE, calle Gregorio Uzquiano
• BARAKALDO, Plaza Bide Onera
• GETXO, Plaza Talletxe, junto al metro
ZORNOTZA – AMOREBIETA, Herriko Plaza

¿Qué son los Círculos de Silencio?

“Los Círculos de Silencio”, es una acción no violenta en solidaridad con las personas migrantes y refugiadas. Surgieron como un movimiento ciudadano en Toulouse, Francia en 2007, y se han ido extendiendo en distintos países y ciudades para:

  • Denunciar las políticas migratorias y la vulneración de los derechos de las personas que migran buscando un futuro de vida mejor
  • Tomar conciencia de la realidad de sufrimiento e injusticia que viven estas personas
  • Promover una cultura de solidaridad y acogida con las personas migrantes y refugiadas
  • Movilizar a la ciudadanía para que se busque una respuesta de justicia y dignidad para todas ellas.

Nos convocamos para pedir políticas justas que:

  1. Hagan de nuestros pueblos y ciudades, tierra de acogida, donde se garantice la atención a las necesidades básicas -alimentación, vivienda, salud, trabajo, redes…- de las personas migrantes.
  2. Asignen las partidas necesarias para una adecuada política migratoria en los presupuestos del estado, comunidades autónomas, ayuntamientos….
  3. Afronten las causas de la migración involuntaria: conflictos armados, expolio de los recursos naturales, pobreza y desigualdad, cambio climático, corrupción… y garanticen el desplazamiento seguro de las personas que deciden salir de sus países de origen, sin poner en riesgo su vida y su dignidad.
  4. Garanticen los derechos de las personas internas en los CIE y que se proceda a su cierre.
  5. Rechacen tratados ilegales, inmorales y deshumanizantes que tratan a las personas como si fuesen mercancía, como es el tratado UE –Turquía

Donativos

Cada vez somos más conscientes de que quienes nos consideramos parte integrante de la comunidad cristiana debemos asumir los gastos que se producen en ella fruto de sus actividades pastorales y de los costes del mantenimiento de los locales y templos.

En la Unidad Pastoral Sestao no conseguimos llegar a la autofinanciación y somos ayudados por otras personas, de otros sitios y comunidades, quienes por la Comunicación Cristiana de Bienes, hacen posible que nosotros podamos prestar todos los servicios y actividades que genera nuestra Unidad Pastoral.

Sin embrago, por la progresiva concienciación y solidaridad en la corresponsabilidad de los gastos pastorales, vamos poco a poco sosteniendo nuestra iglesia con el firme convencimiento que mejoraremos en un futuro próximo nuestra autofinanciación.


Aquí puedes descargar el boletín de Suscripción. rellénalo y entrégalo al Equipo de Economía.

Acontecimientos y Anuncios



Galería de imágenes de la excursión de la Unidad Pastoral. Convivencia, cultura, oración y cmida y mucha alegría y buen humor donde se destaparon importantes artistas en el baile y en el canto.